Una vuelta por nuestro continente

Luego de la ronda de elecciones, un pequeño comentario sobre la situación del Continente:

Venezuela: Tenemos a un Chavez reelecto con mucho apoyo popular y con un proyecto aceptado y consolidado. El aspecto positivo ha sido que ha extendido su influencia por el continente y proyectos semejantes han surgido en otros países. Habría que ver cómo se manifiesta este apoyo al momento de que los gobiernos de países con menos gobernabilidad como Ecuador y Bolivia entren en crisis.
El lado negativo es la falta de discriminación en el apoyo a nuevos proyectos de izquierda y/o nacionalistas. Es distinto apoyar a Evo Morales que a Umala en Perú o a Ortega en Nicaragua.

Bolivia: enfrenta su principal desafío en la constituyente, sus principales problemas en las relaciones con la oposición que está insentivando la idea de ingobernabilidad y división del país a través de su control de la prensa; y por otra parte, la crisis al interior de sus filas al no tener una base de personas con formación para ejecutar políticas públicas en todos los ámbitos de gobierno. Si no enfrenta esos problemas, la pista se pondrá muy cuesta arriba para Evo Morales.

Ecuador: aquí ganó Rafael Correa, que no tiene el respaldo de ningún partido político. En realidad, se vuelve problemático para cualquier presidente gobernar sin parlamentarios que respalden, sobretodo cuando también se quiere refundar el país a partir de una nueva constitución. Se ve difícil.

Nicaragua: se ha querido poner en la misma línea de los anteriores gobiernos a Daniel Ortega en Nicaragua, pero el sandinismo ha derivado más bien en un caudillismo acomodado al libre mercado. Muchas dudas respecto a la corrupción e incluso escándalos sexuales hacen difíciles tener esperanzas en un cambio más de fondo en este país. Cómo dije antes, el apoyo de Venezuela es desconcertante, no habla de una renovación o de un proyecto político nuevo, sino de estrategias de la vieja política para combatir con Estados Unidos.
Realmente es decepcionante que se apoye a Ortega en vez de al MRS (Movimiento Renovador Sandinista).

Brasil: Finalmente Lula supo reponerse a los escándalos de corrupción que la prensa de derecha ocupo de principal arma electoral (el tema de los medios de comunicación es clave para entender el poder de la derecha en nuestro continente). Junto con Venezuela se debe consolidar como el principal proyecto progresista. Aunque con las declaraciones de Lula en el último tiempo, cada vez aparecen más dudas.

Habrá que ver si todos, o aunque sea, algunos de estos proyectos pasan más allá de sus líderes políticos y democratizan profundamente sus sociedades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s