Comentarios a Samir Amin: ¿qué altermundialismo?

En realidad es difícil comentar algo sobre lo que dice Samir Amin, si estoy bastante de acuerdo con él, pero haré el intento al rferirme a su artículo “¿Qué altermundialismo?”.

http://tbn0.google.com/images?q=tbn:itR4d0XPjR45cM:http://www.barcelona2004.org/addon/img/a98e44samir_amin_aadroverp.jpgEn primer lugar Amin se pregunta por el espacio posible que tenemos los Países del Sur en el contexto actual de la mundialización. En el contexto más actual y reciente de nuestro continente podríamos preguntarnos, ¿qué tiene para ofrecer Bush a América Latina hoy?

¿Qué pueden ofrecer los países y transnacionales del Hemisferio Norte a los del Hemisferio Sur? Cualquier cosa que nos otorguen (Tratados de libre comercio, inversión directa en nuestmono1.jpgros países, etc), quizá pueda entenderse como beneficio a corto plazo para nuestros países (y muchos se declaran felices con eso al obtener su tajada); pero inevitablemente, una crisis futura se hace inevitable si seguimos la actual lógica de dejarnos llevar a la deriva de la mundialización.

Es lo que sucede, por ejemplo, en nuestro país con un recurso tan relevante como el AGUA, que como sabemos será muy escaso en un futuro no muy lejano y que está cada día más controlado por empresas extranjeras.

Siguiendo a Amin debemos decir que lamentablemente, muchos de estos temas claves para nuestro futuro no son tomados en cuenta por nadie. Casi todos los cuestionamientos al sistema mundial terminan parcializándose, dividiéndose en segmentos defendidos por movimientos que solo se preocupan de su punto de vista y no de la totalidad. Dice Amin sobre esas metas antimundialización perdidas:

“Éstas deberían asociar, y no disociar, la democratización de la gestión de todos los aspectos de la vida –política, económica, social, ecológica y familiar– con progresos que beneficien a todos los ciudadanos, comenzando por los más pobres. Estas soluciones de recambio deberían también incluir el respeto de la soberanía de los estados, las naciones y los pueblos, y la construcción de un sistema internacional policéntrico con el fin de reemplazar las relaciones de fuerza por la obligación de negociar. “

Además de lo anterior, evidentemente también se hace necesaria la creación de una nueva institucionalidad política internacional que remplace a la actual (Banco Mundial, Naciones Unidad, Organización Mundial de Comercio), completamente desacreditadas, con una desigual distribución del poder.

Del mismo modo que al inicio, deberíamos preguntarnos (quienes creemos en otro mundo posible), ¿qué tienen para ofrecernos los movimientos sociales?

En la actualidad, como describe Amin, más allá de los temas específicos de interés para cada uno (ecología, sexualidad, mujeres, indígenas, etc.), los podemos dividir en altermundialistas “blandos”, “moderados” y “radicales”. Ellos son nuestros principales representantes, son la cara visible de quienes se oponen a un mundo como el actual. Pero al examinar su composición interna en los Foros Sociales, por ejemplo, nos podemos dar cuenta que los “Blandos” y los “Moderados” están representados en exceso (ya que provienen principalmente del Norte o de los sectores más acomodados del Sur). Debido a lo mismo, quienes representan una visión más crítica y radical, al vivir más en carne propia los efectos negativos de la mundialización (la miseria, la discriminación) no pueden exponer su forma de ver el mundo. Podemos decir que ni siquiera en estas instancias hay una verdadera representatividad democrática.

Creo que el único camino posible es que finalmente los movimientos sociales y los foros sociales decidan de una vez por todas abandonar la lógicas y los valores de la globalización (como el egoísmo individualista) ; y asuman que el camino para un cambio de mundo es una colaboración social más abierta, basada en la confianza social.

A lo anterior se suma una necesidad mucho más práctica e igual de urgente. Siste333862386_c2b1b3159e.jpgmatizar y reflexionar teóricamente sobre las experiencias de miles o millones de personas que ya viven como si vivieran en una sociedad futura mucho mejor que la actual. Una de las principales problemas para el cambio es precisamente lo convencidos que nos tienen de que cambiar es imposible.

¿Por dónde empezamos?

Anuncios

2 Comentarios

  1. Hola Helder, bueno aun no he leido este tema, pero lo hare, solo te quería invitar a que visites mi sitio, ya que tratare de mantener una cierta periodicidad en las publicaciones… además creo que el primer tema del 2007 te puede interesar… cuidate mucho… un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s