Proyectos Históricos

Continúo la reflexión en que me he concentrado en mis post anteriores ( 1 y 2), a pesar del riesgo de ponerme Monotemático (ninguna alusión al nombre del blog).

Una discusión sobre el camino ha seguir para construir alternativas reales a la sociedad actual, y sobre las trampas que nos colocamos a nosotros mismos al no saber como enfrentar los diversos contenidos de las alternativas que hoy se proponen, o el diverso grado de radicalidad con que se pretende enfrentar el cambio.

Proponía también un esfuerzo desde las ciencias sociales para renovar la reflexión sobre estos procesos y algunas pistas, las que he encontrado hasta ahora, respecto al camino a seguir. No creo que la teoría sea inútil. que haya que abandonarla y pasar a una acción irreflexiva, al contrario, luego de esta última década , donde lo alterglobal se ha consolidado, debe empezar a generarse el nexo con la ciencia social que permita la reflexión teórica y la sistematización de lo realizado.

Ese camino, esa relación está llena de problemas. El más importante es el de la desconfianza. Las universidades, el espacio privilegiado de la ciencia y la reflexión académica, ha abandonado (voluntaria o involuntariamente) su rol intelectual crítico, debido a los mismos efectos negativos del modelo vigente sobre la educación que han terminado transformando a la universidad en un ente dependiente de fuentes de financiamiento que limitan los recursos a temas sistémicos, y que prohiben lo antisistémico.

Las tecnologías de información, tan criticadas por muchos como deshumanizantes, podrían transformarse en fuente de encuentro y podrían ayudar a limar las desconfianzas.

Un último comentario. He estado leyendo mucho (por casualidad al principio y con intensión después) diversos artículos y libros donde uno de los temas centrales es lo que podríamos resumir en proyecto histórico. Pensar y compartir una visión sobre la sociedad futura a la que queremos aspirar y el camino que debemos recorrer para llegar allá.

Casi todos nos movemos siguiendo las reglas e imposiciones de esta sociedad que nos invita al cortoplazismo individualista. Si pudieramos recuperar la idea de proyecto histórico (asociada a los grandes proyectos socialistas de principios del siglo XX), aunque por supuesto, renovada, transformada, corregida y distinta, eso nos permitiría tener un algo en común desde el cual empezar a confiar y construir alternativas.

Si se empieza a sistematizar, a organizar lo que se está haciendo, lo que hacen los movimientos sociales, tendremos un primer insumo que nos permita pensar en un proyecto histórico de una nueva sociedad. (Hacer un sitio web que permita esa sistematización es mi pequeña utopía sobre una gran utopía).

Próximo post: algunos valores para pensar ese nuevo proyecto histórico, o algo así.

Anuncios

1 comentario

  1. “lo real sólo se puede construir desde lo imaginario.Sólo desde la utopía-sueño de carne,ética ideológica-se puede mover la realidad... Responder

    Adelante con su proyecto….hablando de utopías tengo mis propias utopias…tan propias no sé , muchos años de evolución…un mundo construído con bases de AMOR, amor al prójimo a nuestros hermanos, padres, hijos, a la vida, creo que esta capacidad de amar nos diferencia de los primates, para mí el amor lo solucionaría todo, cuántos de uds son capaces de amar a otro más que a sí mismos, trascenderíamos lo material…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s