Triunfa el sí a la constituyente en Ecuador con 78% de votos

No habrá cifras oficiales antes del día 24.

La democracia, “en grave riesgo”, dice la oposición

Liquida el presidente una deuda de más de 22 mdd con el FMI; expulsará a representante del BM

AFP , DPA , REUTERS , PL
El presidente de Ecuador, Rafael Correa, festeja en Guayaquil el triunfo del sí en el referendo para una Asamblea Constituyente
Lupa
El presidente de Ecuador, Rafael Correa, festeja en Guayaquil el triunfo del sí en el referendo para una

Quito, 15 de abril. Con el respaldo de ocho de cada diez electores, los ecuatorianos aprobaron hoy la convocatoria a una Asamblea Constituyente con plenos poderes que antes de que concluya 2007 redactará la vigésima Carta Magna de Ecuador en 177 años de vida independiente.

El presidente Rafael Correa, que ganó el año pasado las elecciones presidenciales con la promesa de restructurar el Estado ecuatoriano y apostó todo su capital político a la campaña por el sí, celebró la victoria con el anuncio de que su gobierno liquidó el jueves pasado una deuda de 22 millones 600 mil dólares con el Fondo Monetario Internacional (FMI), del cual, dijo, “no queremos saber más”.

El resultado de la consulta popular de este domingo fue dado a conocer por la empresa Cedatos-Gallup International, la única entidad autorizada por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) para difundir una encuesta a boca de urna, puesto que los datos oficiales no estarán listos antes del 24 de abril.

La firma endoscópica informó que 78.1 por ciento de los electores voto en favor de la convocatoria, mientras que 11.5 por ciento se opuso, 7.1 por ciento anuló el sufragio y 3.3 por ciento depositó en blanco la boleta, que únicamente mostraba la siguiente pregunta: “¿Aprueba usted que se convoque e instale una Asamblea Constituyente con plenos poderes para que transforme el marco institucional del Estado y elabore una nueva Constitución?”

La encuesta a boca de urna fue realizada entre 40 mil electores de todo el país (a excepción del archipiélago de Galápagos) tiene un margen de error de aproximadamente 2 por ciento.

La cifra de electores que acudieron a las urnas será divulgada hasta que el TSE concluya el escrutinio en las 22 provincias de este país con 13 millones de habitantes, nueve de los cuales están registrados en el padrón electoral. Para su aprobación, la convocatoria a la constituyente requería de 50 por ciento más uno de los sufragios válidos.

Analistas políticos locales pronosticaron un fácil triunfo del sí y calcularon que esta votación superaría los tres y medio millones de boletas que dieron la victoria a Correa en noviembre de 2006, cuando se impuso al hombre más rico de Ecuador, Alvaro Noboa, el mayor exportador de plátano. El sí a la constituyente en Ecuador se impuso con un margen mayor que en Bolivia, el año pasado.

Con la aprobación de la asamblea, el calendario electoral ecuatoriano de los próximos meses quedará saturado, ya que además de la elección de los constituyentes, habrá comicios para elegir alcaldes y un referendo para aprobar la Carta Magna que remplazará a la vigente, aprobada en 1998.

La elección de los 130 asambleístas podría realizarse a finales de agosto. En votación directa, un centenar de constituyentes será elegido en las denominadas “circunscripciones provinciales” y otros 24 en las “circunscripciones nacionales”. El Congreso actual es unicamaral y cuenta con 100 diputados.

Los seis restantes asambleístas representarán a las comunidades ecuatorianas en el extranjero: dos por Europa, dos por Estados Unidos y Canadá y dos por América Latina.

Tras conocerse las proyecciones del plebiscito de este domingo, miles de personas salieron a las calles de Quito y Guayaquil a celebrar el triunfo del sí.

Al mismo tiempo, Correa se presentó ante la prensa para expresar su satisfacción por la victoria. “Fracasó la táctica del miedo”, dijo el mandatario en referencia a la campaña opositora, que acusó a Correa de repetir los pasos del presidente venezolano Hugo Chávez, quien en 1999 convocó a una constituyente, poco después de haber ganado la presidencial en su país. “Ya nadie les cree”, puntualizó el gobernante ecuatoriano, que hoy cumplió tres meses en el poder.

Para Correa, la aprobación de la constituyente significa “superar ese nefasto estado neoliberal que se legitimó con la constitución de 1998”, tras de lo cual, Ecuador entró en un periodo de inestabilidad política y eliminó la moneda nacional, el sucre, para remplazarla por el dólar.

El mandatario aseguró que en los próximos cuatro años se mantendrá “dolarizada” la economía y al hablar sobre el tema dijo que los opositores trataron de desprestigiarlo con acusaciones de que su intención es revertir la medida adoptada hace siete años.

“Cuánto espíritu lacayo tienen los que nos atacan, que nos acusan de querer eliminar la dolarización”, afirmó el gobernante.

Durante la conferencia de prensa, Correa anunció que Ecuador se suma a Venezuela y Argentina que también cancelaron su deuda con el FMI.

Correa dijo que su gobierno pagó 40 millones de dólares pendientes, pero según los reportes del Ministerio de Economía, Ecuador tenía una deuda de 22 millones 600 mil dólares hasta el 31 de diciembre pasado.

El presidente dijo además que en los próximos días expulsará al representante del Banco Mundial en Quito, a quien acusó de haber intentado chantajearlo con un préstamo de cien millones de dólares cuando fue ministro de Economía en 2005. Según Correa, el organismo internacional retuvo el crédito aprobado en represalia por las reformas petroleras.

Correa no mencionó nombres, pero la representación de la institución en este país es ocupada actualmente por Eduardo Somensatto.

Al final de la jornada, tras difundirse la información sobre las encuestas a boca de urna, uno de los principales promotores del no, el ex presidente Osvaldo Hurtado consideró que la abrumadora mayoría por el sí pone a “la democracia en grave riesgo”.

Hurtado se quejó de que la consulta popular haya sido convocada con procedimientos que llamó “fraudulentos” y con un estatuto “regulatorio dictatorial”, basado en un decreto del gobierno de Correa, a quien calificó como “el único ganador del proceso”.

Los partidos han actuado con ingenuidad y torpeza: Hurtado

Advirtió que todas las organizaciones políticas de Ecuador, de derecha, de centro y de izquierda, han actuado con ingenuidad “y una mezcla de torpeza”.

Hurtado, quien fue calificado por el presidente Correa como “cadáver insepulto” hace pocos días, opinó que el gobierno “no compartirá el triunfo con nadie” y lo catalogó como “populista, caudillista, de izquierda y con tintes neofascistas”.

“La oposición deberá seguir batallando”, instó Hurtado, quien se comprometió a tomar esa bandera, a pesar de que se había retirado parcialmente de la política.

También al final del día, desde Caracas, Chávez felicitó a Correa por la aprobación de la asamblea constituyente. “Vamos a darle un aplauso al presidente ecuatoriano, al pueblo de Ecuador”, dijo el gobernante venezolano en un acto público en el que estuvo acompañado por su homólogo boliviano, Evo Morales.

Tomado de la Jornada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s