¿SIDA o Propiedad Intelectual?

No todo lo que realizan los gobiernos es malo, a veces es posible encontrar algunos que hacen algo claramente en favor de sus ciudadanos… incluso vulnerando los acuerdos más fundamentales de la globalización económica internacional.

Una de esas reglas, probablemente escritas en algunos de los acuerdos que intenta imponer la OMC, tiene que ver con la estricta protección de los derechos de propiedad intelectual. Si una empresa crea un producto único, de alta calidad, la única que puede enriquecerse con eso, es la empresa. El que el producto tenga repercusiones sociales, y por ejemplo, mejore la calidad de vida de un país del tercer mundo, en realidad solo es importante, si dicho país está dispuesto a pagar lo que la empresa exige.

Lula, en Brasil, acaba de “saltarse”esta regla, al autorizar que en su país se venda un medicamento contra el SIDA que es propiedad del Laboratorio MERCK, pero comercializado por laboratorios de la India: Cipla, Rambaxy y Aurobindo. Muy interesante por lo demás, la forma en que los medios de comunicación en el mundo han hablado del tema:
BBC: Brasil “suspende” patente; aunque también dice “violaría” patente acá.

Reuters: autoriza “quiebra” de patente.

El País: “rompe” la patente.

Telesur: “aprobó” licencia compulsoria (forzosa).

Como queda claro, las líneas editoriales de los medios reflejan en su mayoría el que Lula ha vulnerado los acuerdos de la OMC, y no los beneficios otorgados a las personas enfermas. Merck vende el medicamento en Tailandia a 0,65 centavos de dólar, y pretendía venderlo al gobierno brasileño a 1, 59 US$. En los laboratorios indios el medicamento cuesta 0,45 centavos de dolar.

Al “aprobar” la licencia forzosa, Lula no piensa en el beneficio de las empresas, si no en optimizar recursos en beneficio de sus ciudadanos. Pienso que es el tipo de políticas públicas que puede empezar a generar procesos de cambio social significativos, ya que la prioridad no está puesta en la acumulación sino en generar mejores condiciones de vida.

Una política concreta y efectiva, digna de ser replicada.

Nota: Chile está en la lista negra creada por Estados Unidos sobre la propiedad intelectual en medicamentos, pero no es una política pública, simplemente es un “dejar hacer” a los privados en la materia; algo muy distinto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s