Ni amateurs ni profesionales de la política

La política en la actualidad se ha reducido y limitado arbitrariamente. Se habla de política como una actividad profesional y que solo puede ser ejercida por profesionales. El acercamiento de la persona común y corriente a la política siempre será amateur, un aficionado que puede que se interese por algo, y que se verá sometido al control del profesional que le indicará que no puede acercarse ya que no comprende todas las dimensiones del problema. La delegación no se produce voluntariamente, sino por obligación.

Eso se parece mucho a un proceso de descalificación. ¿Quién puede decir que la opinión de unos es válida y la de otros no? Solo aquel que interpreta la actividad política como una fetichización del poder, y por lo tanto transforma a la política en un espacio cerrado para la disputa del poder, en el que únicamente pueden entrar quienes quieren disputar el poder. Si alguien quiere manifestar únicamente su opinión, o quiere disentir de la visión dominante,será descalificado, y a veces,violentado.

En el realidad deberíamos comprender la política más bien como un espacio donde las personas actúan y son afectadas por las instituciones políticas, y en donde no todo el que se vea afectado por la política tendrá interés en participar de disputas de poder.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s