Ley de Irresponsabilidad Gubernamental contra los Jóvenes

Hoy se inició la aplicación de la Ley 20.191, conocida como Ley de Responsabilidad Penal Juvenil. En la mañana, en la radio, escuchaba que ya habían detenido a los dos primeros jóvenes en Santiago.

Pienso que la indiferencia con que hemos tomado este tema es preocupante. Según señala Ana Luisa Prieto, docente de la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile, hay una tendencia mundial a aplicar una justicia restaurativa en que se llega a un acuerdo con los acusados; y, por el contrario, la pretensión de esta ley es generar condenas. Es decir, asimila la responsabilidad penal juvenil con la de los adultos. ¿Un acto de un niño de 14 años se puede asimilar con el de un adulto?

Por otra parte, por las discusiones públicas generadas en los últimos días en torno al SENAME, sabemos que las posibilidades de rehabilitación son en realidad muy reducidas. Lo único que se consigue es introducir en el sistema a esos niños cuatro años antes de lo que se hacía hasta ahora. Se les impone una rehabilitación bastante dudosa y poco personalizada, que, según indica Prieto, tendrá pocos efectos reales.

Más preocupante es la declaración publicada por UNICEF, en que se señala que esta ley contraviene la Convención de los Derechos del Niño, estableciendo penas privativas de libertad para delitos no violentos.

Algunos sectores políticos pidieron la postergación de la implementación de la ley, pero como hemos podido apreciar el gobierno se negó, a pesar de el reconocimiento público de que existen insuficiencias para la implementación de esta iniciativa, situación que ha quedado más que clara con las movilizaciones y tomas de los trabajadores del SENAME.

El gobierno había destinado hasta el momento 15 mil millones de pesos como inversión para la implementación de la ley. Para evitar más problemas tuvo que desembolsar más de 3 mil millones de pesos para resolver las demandas de los trabajadores. El SENAME recibe a más de 60 mil jóvenes y niños cada año, y mantiene alrededor de 600 internados por infracciones a la ley.

Es importante dar cuenta que la principal preocupación de la ley es penal, el discernimiento es respecto a delitos y no se habla de discernimiento para otros ámbitos. ¿Por qué un joven de 14 años tiene discernimiento para robar y no lo tiene para utilizar la píldora del día después, e incluso en otros ámbitos?

Porque la intención es primordialmente política. Ya sabemos que una de las principales banderas de promoción política en la sociedad chilena actual es la lucha contra la delincuencia, es una campaña orquestada desde todos los sectores políticos contra el “nuevo enemigo interno”: el joven pobre. En realidad existe una tendencia mundial a considerar a los jóvenes como un problema social, como potenciales delincuentes y ahora como delincuentes ya establecidos.

Es inevitable pensar que en la aplicación de esta ley, y como ya sucede en muchos otros casos, se actuará con prejuicios de clase, dándose un trato diferenciado entre quienes tienen y no recursos.

Finalmente,nadie habla de prevención. ¿Qué se va a hacer con los menores de 13 años? ¿Qué se va a hacer para evitar las consecuencias de esta desastrosa irresponsabilidad para con los menos protegidos de la sociedad?

Anuncios

3 Comentarios

  1. Helder:
    Una buena prueba más que las decisiones que nos incumben a los jóvenes, son tomadas por adultos entre 4 paredes, sean éstas las de La Moneda, el Congreso Nacional, y los Ministerios, sin que los jóvenes tomen participación activa de la misma.
    Ideal sería solicitar que a los jóvenes se nos entregue nuestra “porción de territorio nacional”, lo pudiéramos vender a algún país con alta densidad territorial y compremos un territorio donde vivir mejor.
    La idea es una adaptación de un antiguo comentario de Roberto Matta a Ricardo Lagos.
    Saludos.

  2. Helder:
    Es preocupante la situacion que esta viviendo nuestro pais en torno al tema de la reponsabilidad penal juvenil, si bien era urgente una reforma al respecto, creo que fue bastante precipitado la `puesta en marcha de esto, en primer lugar la infraestructura carcelaria no esta preparada para recibir el numero de jovenes que se prevee van a tener que asumir una responsabilidad penal. En segundo lugar no existen centros de rehabilitacion reales que cuenten con los medios necesarios para realizar la efectiva tarea de rehabilitacion. Y en tercer lugar, una vez mas se estan creando politicas represivas y no preventivas, siendo que los esfuerzos deberian ir dirigidos en esa direccion y no en la que actualmente se esta siguiendo en el tema de justicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s