Estándares web: ¿quién los debe fijar?

Casi todos los blogs que hablan de tecnología omiten el contenido político ideológico y económico que hay detrás de los problemas que surgen en el mundo virtual, cuando se habla de ciudadanía, de participación, de movimientos virtuales, casi siempre se los vincula con un problema en concreto por resolver, por ejemplo, anular el acuerdo entre Microsoft y el Gobierno o el tema que hoy nos ocupa: ¿quién fija los estándares web? Esto quiere decir, una perspectiva de integración del modelo y no de su superación.

Creo que hay que ir más al fondo del problema concreto y preocuparse de como los ciudadanos deben adquirir el poder de controlar lo que pueden hacer con internet dentro de los marcos legales (y mejor todavía, legítimos); y como reducir y controlar lo que las empresas quieren hacer para obligarnos a consumir lo que ellas quieren. Eso es un tema de fondo, no porque cuestione a una empresa o un acuerdo en concreto, sino porque cuestiona la lógica de funcionamiento del sistema: estados que se vuelven títeres de las transnacionales, empresas que adquieren sin respaldo popular la capacidad de generar marcos legales (no en si mismos, sino a través de las instituciones internacionales que las respaldan) que enmarcan la acción ciudadana , reducida al consumo; y consumidores que deben pasivamente aceptar imposiciones y mantener el sistema en funcionamiento a través del acto compulsivo de actualizarse.

Creo que un tema clave es el poder de fijar o establecer estándares para comunicarse por internet. Si las empresas quieren crear seudomonopolios y obligarnos a que todos seamos Google, todos seamos Explorer, todos seamos Adobe, todos seamos Microsoft Word, todos seamos Vista, etc., ¿qué podemos hacer para que nosotros podamos utilizar la alternativa que más nos guste o la que nos resulte más económica? Teniendo en cuenta la creciente relevancia de las comunicaciones virtuales, decidir qué podemos hacer y qué podremos hacer es fundamental.

Lo que está en juego aquí es la decisión política ciudadana frente a cómo enfrentar el futuro y el presente tecnológico. El futuro tiene que ver con una cierta utopía, ese mundo ideal donde los ciudadanos puedan hacer lo que quieren con los software que quieran. El presente en cambio tiene muchas limitaciones, ya que se puede hacer lo las empresas y los marcos legales permiten. ¿Cómo se pasa del presente al futuro deseado? Ahí es donde hay que tomar opciones políticas de fondo, no se trata de torcerle el brazo a un acuerdo o a una empresa en concreto, sino al sistema y como este funciona.

Creo que el camino para llegar a ese futuro pasa por lo que podemos denominar desobediencia de mercado, tema en el que profundizaremos en las próximos posts.

Sobre estándares más información en los siguientes links:

Juan Freire

Producción Ciudadana de Estándares

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s