Una cita sobre un mono

Zoológico

Los elefantes enlodados y cansados
y los rinocerontes sin moverse
las cebras como estúpidos tallos muertos
los leones no rugen
nada les interesa
los buitres hartos de comida
los cocodrilos sin movimiento
y había una extraña clase de mono ahí.
se me olvida su nombre,
estaba sobre el entrepaño, este macho,
y se montó a la hembra y se vino en ella,
terminó,
cayó sobre su espalda y sonrió; le
dije a mi compañera,
vámonos, al fin algo sucedió.
 
en mi apartamento hablamos de ello.
 
el zoológico es un lugar muy triste, dije,
quitándome la ropa.
 
sólo esos dos monos parecían felices, dijo ella,
quitándose la suya.
 
¿te fijaste en la cara del mono?,
pregunté.
 
así te verás tu después,
me dijo.
 
después en el espejo miré una
extraña clase de mono y
me pregunté acerca de las jirafas
y los rinocerontes y los elefantes, especialmente
los elefantes.
 
tendremos que ir
nuevamente
al zoológico.
 

Charles Bukowski

Zoológico

Quemado en agua, ahogado en una llama

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s