Sociedad post-trabajo, IA, robots, miedo y el fin del capitalismo.¡Hum…!

Estas semanas he estado leyendo diversos comentarios sobre las consecuencias futuras de la inteligencia artificial (IA) y de los robots sobre nuestras sociedades, especialmente respecto a los efectos sobre el empleo y consecuentemente sobre el capitalismo.

Zoltan Istvan habla de los efectos desastrosos que puede generar sobre el trabajo, cuando se señala que el 90% del trabajo hoy en día efectuado por seres humanos podrá ser efectuado por robots e IA dentro de 50 años. Según este autor, ello nos llevaría a abandonar el capitalismo y  remplazarlo por alguna forma de gobierno de corte socialista, o al menos con mayor intervención estatal.

Paul Mason destaca la necesidad de modificar la relación entre trabajo y salario, y la necesidad de establecer un ingreso básico universal, lo que nos orientaría hacia cambios económicos y políticos profundos debido a la presencia de IA y robots en el trabajo.

Por su parte Doc Huston habla del temor a la IA y los robots, el que no debería referirse simplemente a la pérdida del trabajo, sino más bien a la pérdida de control sobre nuestras creaciones, las máquinas, que podrían finalmente terminar por reemplazar no a los trabajadores, si no a la humanidad. Como seres humanos, en realidad, siempre hemos sobrevalorado nuestra capacidad de controlar nuestras creaciones, y pensamos que la racionalidad científica había resuelto el problema para siempre: la predictibilidad absoluta sobre toda nuestra acción técnica. Pero como ya señaló Ulrick Beck, estamos viviendo en una sociedad del riesgo que es ciega a las consecuencias irracionales de la acción técnica. La ambición humana de mantener bajo control a los robots e IA parece, en realidad, una posibilidad incierta: ¿qué gran compañía o gobierno ha podido mantener bajo control las tecnologías que desarrolla o que usa?

Cyborg, por ALE

Cyborg, por ALE

Como soy un lector habitual de ciencia ficción y también de autores que desarrollan planteamientos críticos sobre tecnología, me gustaría discutir algunos escenarios distintos.

  1. La producción de IA y de Robots en un contexto capitalista. Producir robots e IA tiene un alto costo, quienes invierten en desarrollar esas tecnologías en un contexto capitalista procurarán obtener ganancias. Es evidente que un primer asunto es el de la propiedad intelectual, y las barreras de acceso a robots e IA las que son controladas por grandes empresas transnacionales. Un escenario posible es que el fenómeno del centro y la periferia se mantendrá como una de las constantes, ya que algunas sociedades no podrán pagar los costos de remplazar humanos por máquinas. En realidad, mantener el control de esas tecnologías, le permitirá a sus creadores generar mayores procesos de acumulación de capital y diferenciarse de la competencia. Como sucede con la mayoría de las tecnologías dominantes hoy en día, solo dos o tres actores se disputan la torta global y hacen dependientes a los usuarios de ella. ¿Por qué sería distinto en el futuro?
  2. Una Mega Brecha Digital. Uno de los fenómenos vinculados a la desigualdad y la exclusión hoy en día es que una parte significativa de la posibilidad de obtener beneficios sociales, culturales y económicos pasa por el acceso a tecnología. Quienes no pueden acceder, tienen mayores dificultades para integrarse a la sociedad. Generalmente esto se piensa en la escala individual,  pero evidentemente también existe una brecha global, que podemos observar al considerar continentes como África o sectores amplios de América Latina y Asia que no tienen los mismos niveles de integración tecnológica. Podría ocurrir en el futuro algo así como lo que describe Huxley en el Mundo Feliz, cuando habla de la Reserva Salvaje: una parte del mundo altamente conectada y controlada por la tecnología, y un mundo separado donde esos “avances” no entran, finalmente, una radical división del mundo en dos (mucho más profunda que la que ya existe hoy).
  3. Una Confrontación Política contra las Máquinas. Los Ludditas (aquellos que sienten un rechazo profundo por la tecnología) podrían adquirir una fuerza política orientada, como no, por algún tipo de populismo anti robots. Asimov describe escenarios similares en Bóvedas de Acero y el Sol Desnudo, cuando establece las diferencias entre los terrícolas que no tienen robots (hubo algún tipo de conflicto que generó un rechazo social y finalmente una respuesta política) y los espaciales, que se volvieron completamente dependientes de ellos (sociedades con humanos rodeados de robots, pero que no entran en contacto físico con otros humanos).
  4. Una mezcla. Lo expresado por Istvan, Mason y Huston considera una separación radical entre el hombre y la máquina. Por un lado están los robots e IA, y por otro los seres humanos. Si uno pierde, el otro gana. Al parecer, ninguno de ellos leyó a William Gibson o sabe quien es Masamune Shirow, ya que se olvidan de la opción que puede implicar mayores trabas éticas y valóricas, pero que a la vez, puede ser la más viable: los cyborg. Neuromante de Gibson cuenta la historia de un vaquero del cyberespacio que se conecta a redes controladas por mega corporaciones empresariales y en donde otros personajes tienen mejoras físicas. Lo mismo en el manga (luego animé) Ghost in the Shell, donde los policías protagonistas son en parte seres humanos y en parte máquinas que buscan tanto asesinos como su propia identidad. Por ello, me parece que si las capacidades intelectuales y físicas de los seres humanos serán inferiores a los robots e IA, y si existen las capacidades técnicas para hacerlo, muchos optarán por las mejoras físicas y la ampliación de la memoria y el procesamiento de información por medios electrónicos.

¿Qué otros inciertos futuros posibles?

Entrevista a Renato Dagnino

En CLACSO TV aparece esta interesante entrevista a Renato Dagnino sobre la relación empresas-universidades e innovación en América Latina.

 

C – Entrevistas | Renato Dagnino: “Ninguna empresa va a desarrollar tecnología si puede robar, copiar o comprar” from clacso.tv on Vimeo.

Renato Dagnino, Brasil. Profesor Titular de la Universidade Estadual de Campinas, ingeniero y doctor en Ciencias Humanas, experto en en estudios de ciencia y sociedad.

Entrevista realizada en la Secretaría Ejecutiva de CLACSO el míercoles 27 de agosto de 2014 en Buenos Aires.

¿Cómo se rompen los monopolios? A propósito de Apple y Obama

Hace algún tiempo, en Estados Unidos y algunos países europeos se prohibieron varios productos Samsung por violar patentes de Apple. Hace pocos días ocurrió lo contrario, La Comisión Internacional de Comercio de Estados Unidos falló contra Apple y a favor de Samsung. Pero, contrario a la lógica habitual promovida internacionalmente por Estados Unidos, Obama decidió dejar sin efecto la medida. Puede encontrarse más información al respecto en slashdot, techcrunch y fayerwayer (en español).

La teoría dice que las patentes son para proteger a los innovadores de aquellos productores que copian las innovaciones de otros. En la práctica, las patentes han terminado convirtiéndose en un instrumento que regula el acceso a mercados (barreras de acceso, bloqueos, patentes dormidas, etc., como ya se discutió alguna vez.).

Entonces, como en muchas otras áreas de la vida humana, se utiliza la ley cuando tenemos la ventaja competitiva y se actúa contra la ley ( o en este caso sobre las supuestas reglas del mercado), cuando la ventaja se pierde (cuando los productos estadounidenses son menos competitivos que los coreanos). La estrategia que rompe con el beneficio monopólico de las patentes es descrita a continuación por Inmanuel Wallerstein:

“…la ventaja de un productor monopólico es la pérdida de otro productor. Los perdedores negociarán políticamente para eliminar las ventajas de los ganadores. Pueden realizar esto mediante pujas dentro de los estados en donde los productores monopólicos están ubicados, apelando a las doctrinas del libre mercado y ofreciendo su apoyo a los líderes políticos decididos a terminar con ciertas ventajas monopólicas particulares. O lo logran persuadiendo a otros estados a desafiar al monopolio del mercado global mediante el uso del poder estatal para apoyar a productores competitivos. Ambos métodos son utilizados. Por lo tanto, a lo largo del tiempo, todo cuasimonopolio es desmantelado por la entrada de nuevos productores al mercado.” p. 44.

Wallerstein, I. (2006). Análisis de Sistemas-Mundo. Una introducción. México, D.F.: Siglo XXI.

Derechos de la foto: http://www.iwallerstein.com

Derechos de la foto: http://www.iwallerstein.com

 

Stop SOPA

Soluciones de Alta/Baja Tecnología

En Radal, un pequeño pueblo hacia al sureste de Temuco (Araucanía, Chile), las señales de celular son muy débiles. En esta casa, el único lugar donde se recibe señal es en este sector cerca de la ventana.

La solución es colgar los celulares en estos canastillos y no andar con ellos, ya que no tiene sentido andar con el aparato sin señal. En esas condiciones, el movil se transforma en teléfono fijo.

La costumbre urbana de moverse, de caminar mientras se habla no es posible aquí, ya que en medio de una conversación se puede cortar la llamada. La solución, hablar siempre al lado del canastito.

Cómo funcionan las patentes: entre el mercado y la política internacional

Durante todo el año se ha venido hablando de las guerras de patentes, especialmente respecto a las empresas de teléfonos celulares y tablets, en donde el primero demanda al segundo a la vez que es demando por un tercero en un proceso muy complejo de patentes cruzadas casi imposible de entender, ya que para que funcione alguno de esos dispositivos se requieren al rededor de 250 mil patentes según señala la BBC.

Intentaré precisar una forma de entender como se puede situar un país como Chile en este contexto global de uso de patentes en economías globales y que, después del acuerdo de propiedad intelectual de la OMC (conocido como ADPIC), tiende a la estandarización mundial de leyes (algunos dirían “armonización”; otros “homogeneización”).

En Chile se ha hecho hincapié en asociar propiedad intelectual e innovación, sin tener en cuenta que la discusión, mucho más compleja,  tiene que ver tanto con la forma en que se organizan los mercados en torno al uso de las patentes y con el rol político desempeñado por los estados, en que también hay casos de utilización de patentes con fines de política internacional.

Mercados y Patentes

Respecto a los mercados, Cimoli y Primi (2007) señalan que la discusión sobre las patentes debe tomar en cuenta los tipos de mercados para el conocimiento existentes (que serían 3: Mercados de Tecnología, Mercados de Ciencia; y Mercados Secundarios de Ciencia y Tecnología). En cada uno de ellos hay una racionalidad de mercado, un comportamiento predominante para el uso de las patentes y barreras de entrada.

El valor de las patentes en relación a la protección de las innovaciones y la generación del conocimiento está relacionado con los dos primeros tipos de mercado, y las barreras de acceso a estos mercados están relacionadas con la adquisición de licencias y capacidades instaladas. Desde mi perspectiva, cuando se habla de patentes en el contexto de América Latina, se habla de su uso en Mercados de Tecnología y de Mercados de Ciencia, y por tanto, vinculado a los problemas que de ahí aparecen: los costos de pagar por licencias, y las capacidades no instaladas para generar más conocimiento e innovación.

Mercados Secundarios de C&T

Sin embargo, los peces grandes, los que se comen unos a otros por el control del conocimiento a través de las patentes, juegan en los Mercados Secundarios de Ciencia y Tecnología. Según los autores mencionados, aquí los productos tecnológicos derivados de las patentes tienen cada vez menos valor, y en realidad, son las mismas patentes las que se vuelven transables en la medida en que se usan estratégicamente para adquirir y mantener posiciones en el mercado  de C&T, defendiéndose de otras innovaciones semejantes, bloqueando el acceso a determinados mercados a ciertos actores, o con patentes que son “despertadas” en determinadas circunstancias para cumplir funciones estratégicas.

En este contexto grandes empresas adquieren empresas más pequeñas ya que con ello adquieren una cartera de patentes, o al fucionarse grandes empresas se discute cuál es el aporte en materia de patentes que entregan. En el mismo sentido es que se ocupa la estrategia de licencias cruzadas entre grandes empresas de ciencia y tecnología con lo que se controla el mercado y se impide que nuevos actores ingresen a competir. Puede apreciarse entonces que aquellos mercados donde las patentes operan con mayor valor, son cada vez menos competitivos y cada vez menos abiertos al ingreso de aparecidos, desde la perspectiva que nos interesa, de actores que provengan de países en desarrollo como el nuestro.

Decíamos recién que para que una tablet o un celular funcionen se requieren al rededor de 250 mil patentes. En Chile, durante la década pasada el año que más patentes se concedieron en el país fue el 2000 con 769, aunque de ellas, 720 fueron registradas por extranjeros y sólo 49 por residentes en Chile. Queda claro con ello que Chile no tiene ningún peso en ningún mercado del conocimiento y por tanto está completamente ausente de este tercer tipo de mercado secundario de C&T del que recién hablábamos. Lo mismo puede decirse para casi cualquier país del continente.

Uso de Patentes en Política Internacional

Hay otro uso que algunos países han dado recientemente a las patentes y que es muy interesante de difundir. Esto es, en política internacional como elemento de negociación. Una de las cosas que cambió profundamente a partir del mencionado acuerdo de propiedad intelectual de la OMC, es que los acuerdos internacionales se vuelven vinculantes tanto en lo que se refiere a la necesidad de adaptar las leyes al nuevo entorno internacional como en lo que se refiere a que se adscriben a los mecanismos internacionales de resolución de conflictos, en este caso, de la misma OMC.

Brasil había presentado hace algún tiempo (2002)  un reclamo contra Estados Unidos en la OMC, ya que este segundo país estaba subvencionando a sus productores de algodón, afectando por tanto los precios internacionales de este producto y perjudicando a los productores de Brasil y otros países africanos que no podían pagar a su vez subvenciones a sus propios productores. Lo que hacía Estados Unidos, contrariando el libre comercio, era intervenir en el mercado alterando los precios por medio de la acción estatal. Frente a esto, Brasil demanda a Estados Unidos en la OMC, y como ellos no responden a la petición de este organismo, Brasil es autorizado para fijar sanciones equivalentes a sus pérdidas en el ámbito del comercio que le parezca más relevante, y se elige el de la propiedad intelectual, en específico, referido al software. Frente a ello, Estados Unidos en este momento está negociando con Brasil respecto al algodón para evitar la sanción referida a propiedad intelectual.

En este caso puede apreciarse que hay un uso político de las denominadas patentes de software que es muy interesante en la medida en que permite romper con asimetrías existente en el mercado global. Parece que, sin embargo, este tipo de estrategias políticas tienen sentido cuando un país ha podido desarrollar de forma significativa sus mercados de C&T, que es lo que creo que sucede con Brasil; y a la vez, tienen que ver con la existencia de mercados internos grandes, algo que también se da en Brasil. Lo otro tiene que ver con la voluntad política de oponerse a determinados proyectos de desarrollo, algo en lo que Brasil y Chile en este momento están muy distanciados.

Conclusión Preliminar

Para pensar en el desarrollo e innovación, hay que pensar en políticas relacionadas con tipos de mercados del conocimiento; y en cómo desarrollar estrategias políticas para acceder a mercados menos competitivos y ya controlados.

Cimoli, M., & Primi, A. (2007). Technology and intellectual property: a taxonomy of contemporany markets for knowledge and their implications for development. CEPAL.
Navaja Puukko de doktor

Política Anti-patentes: Adivinen el País

La cita de Ha-Joon Chang, de Retirar la Escalera, dice:

“Esta política antipatentes ha contribuido, según se dice, al desarrollo de un buen número de industrias. Especialmente afectadas por esto estuvieron las industrias química y farmacéutica, que robó acticvamente tecnologías alemanas, y la industria alimentaria, en la que la ausencia de patentes impulsó en realidad la inversión extranjera directa…” 92.

Entonces el país donde se aplicó esta política es: …

Continuar leyendo