Disputa y Control Tecnológico: Más allá de la producción y el Mercado

Una de las cuestiones claves en torno a la tecnología hoy es que ésta ha llegado a todas las esferas de la vida social. Esto quiere decir que tenemos que desarrollar perspectivas analíticas que nos permitan comprender cómo la tecnología facilita procesos de control y formas de poder autoritarias allá donde ella vaya; pero al mismo tiempo, que nos permita comprender los conflictos y las formas de emancipación tecnológica que se producen en cada espacio social.

En la presentación, a continuación, se propone la vinculación entre la Teoría Crítica de la Tecnología de Andrew Feenberg con la Teoría Crítica Posmoderna de Boaventura de Sousa Santos, como una forma de profundizar analíticamente en esta expansión de la tecnología a toda la sociedad.

 

Una pregunta sobre tecnología a Boaventura de Sousa Santos

imagesComo saben, hace tiempo que vengo trabajando sobre la obra de Boaventura de Sousa Santos; y recientemente, como parte de su Proyecto Alicia, ha creado una sección llamada “Pregunte a Boaventura“, donde se le puede escribir directamente  a través del sitio, al correo (alicenews@ces.uc.pt), a través de Facebook o Twitter.

A fines del año pasado envié mi consulta y esto fue lo que me respondió:

¿Cómo es posible poner las tecnologías – que tienen una fuerte presencia en nuestras vidas, pero orientadas al orden y el control social – al servicio de la emancipación social?

Disputa Tecnológica

Comparto algunas ideas preliminares de lo expuesto recientemente en el seminario de Trabajo Social:

Disputa tecnológica

  1. Cuando pensamos la tecnología, no hacemos distinciones referidas a los espacios de acción en los que se utiliza, sino que nos referimos a sus concepciones hegemónicas. Esta falta de distinción es la que impide ver que en cada caso estamos hablando de fenómenos sociales completamente diferentes.

  2. Esas concepciones hegemónicas tienen que ver con el control (poder, normatividad, conocimiento) en tres espacios de acción: el espacio mundial; el espacio de la producción y el espacio del mercado; todos ellos hoy en día orientados ideológicamente por el neoliberalismo y/o la economía del conocimiento.

  3. Sin embargo, por su posición hegemónica, estas concepciones de la tecnología controlan además como pensamos e interactuamos con la tecnología en otros espacios de acción social: el espacio de la ciudadanía, el espacio de la comunidad y el espacio de las relaciones interpersonales (o espacio doméstico).

  4. Lo que se propone es que existe un espacio de disputa tecnológica entre concepciones dominantes de tecnología y una serie de prácticas y saberes sociales, algunos de ellos emancipatorios, algunos de ellos tradicionales, algunos de ellos emergentes, de uso de tecnologías orientados por valores y sentidos prácticos, o lúdico-estéticos.

  5. Las consecuencias principales de esta disputa tecnológica son dos: 1)tensiones sociales (es decir, una desadaptación en el uso de tecnologías que genera problemas sociales (violencia, desigualdad, exclusión); 2) conflictos sociales (es decir, formas de usar tecnologías que confrontan formas de poder, normatividad y conocimiento) proponiendo alternativas.

Espacios y Concepciones Dominantes de la Tecnología

  1. El espacio de la producción, es aquel donde la tecnología se genera como mercancía y adquiere valor de cambio por otras mercancías. En este espacio se genera también un uso de la tecnología como mecanismo de control y explotación de la naturaleza, lo que ha traído como consecuencia la degradación de la naturaleza.

  2. Junto con ello, se usa la tecnología como mecanismo de control, explotación y degradación del ser humano, cuyas principales consecuencias son la desigualdad de clase (entendida como un menor acceso a valor de cambio) y la exclusión sociocultural (entendida como control, explotación y degradación de los contextos culturales y naturales donde los excluidos viven).

  3. En el espacio del mercado, la tecnología por razones obvias es entendida como mercancía, lo que implica su desconexión de los procesos de producción (no vemos en el producto la explotación o la degradación), es decir, el fetichismo de la tecnología que adquiere valor por sí misma.

  4. En el espacio del mercado, la tecnología se asocia a la cultura del consumo, es decir, al proceso de autoexplotación de los consumidores en que se adquiere un producto desvinculado de su utilidad práctica y por tanto, más que satisfacer a las necesidades propias, se satisfacen las necesidades del mercado.

  5. En el espacio mundial, la tecnología está relacionada con la búsqueda de posiciones de privilegio tecnológico tanto en el espacio de la producción (control sobre la explotación y la degradación de la naturaleza y los seres humanos) como en el espacio del mercado (control de los flujos de mercancía), entendidos a escala global. La tecnología cumple acá una función de control y generación de dependencia económica mundial.

  6. Aunque estas son las visiones dominantes sobre tecnología en los espacios de la producción, del mercado y del espacio mundial, es posible pensar (utópicamente) en concepciones de tecnología actuando en estos espacios que impliquen valores opuestos a los recién mencionados, es decir, tecnologías que no degraden ni a la naturaleza ni a los seres humanos, tecnologías que no sean fetiches y que pueda conectarse responsablemente tanto con los procesos de producción como con las necesidades efectivas de los usuarios.

Otros Espacios y otras Concepciones de la Tecnología

  1. Como hemos visto hasta el momento se ha privilegiado un punto de vista que permite una comprensión de la tecnología limitada a la producción, el mercado y a los juegos de poder globales; y al mismo tiempo, se ha invisibilizado o se han producido como inexistentes las relaciones de la tecnología en los espacios de la ciudadanía, de la comunidad y de las relaciones íntimas y domésticas. Se examina a continuación como se piensa e interactúa con la tecnología en estos espacios.

  2. Hay que señalar, sin embargo, que la reflexión y el uso de tecnologías en estos espacios ha estado expuesta de forma predominante a procesos de control hegemónicos. Es decir, han sido expuestos a entender la tecnología como si fuera únicamente parte de procesos productivos o de relaciones de intercambio mercantil operando a escala global, es decir, que extienden colonialmente la producción y el mercado más allá de sus límites, produciéndolos como lo único que existe o que importa. Es evidente que esto no ocurre exclusivamente con la tecnología sino con la legitimación de diversas formas de hacer y de saber.

  3. En el espacio de la ciudadanía, por tanto, la tecnología puede ser concebida desde una perspectiva colonial como mecanismo para mantener el control político de las sociedades; y puede ser entendida, desde una concepción emancipadora como mecanismo para oponerse al control político.

  4. En el espacio de la comunidad, la tecnología se vincula con los procesos de construcción identitaria que definen los límites de una comunidad determinada. La tecnología en este espacio de acción actúa colonialmente cuando define límites de inclusión y exclusión identitarios. Por el contrario, puede ser entendida emancipatoriamente cuando está al servicio de la valoración y el reconocimiento de identidades subalternas.

  5. En el espacio íntimo y doméstico, una tecnología colonial se vincularía con el mantenimiento de formas de relaciones personales patriarcales y sexistas, que fomentan una lógica de relaciones interpersonales estereotipadas por lo masculino y lo femenino, lo adulto y lo infantil-juvenil, en oposición.

  6. Es relevante señalar que, el espacio doméstico es aquel que está más expuesto a ser colonizado por las concepciones dominantes de la producción y el mercado, por lo que las tecnologías coloniales se expresan también como mecanismos de explotación y degradación del ser humano; y como mecanismos para la mercantilización de las relaciones interpersonales.

  7. Desde una perspectiva emancipadora, la tecnología puede ser pensada en oposición al patriarcalismo, y al servicio de la construcción de experiencias intersubjetivas orientadas por la dignidad humana.

La Disputa Tecnológica como Espacio de Investigación

  1. Espacio de la Ciudadanía: a) Leyes y Políticas Tecnológicas en Chile. b) Plataformas Tecnológicas relacionadas con Políticas Sociales. c) Tecnología, participación ciudadana y democracia electrónica.

  2. Espacio de la Comunidad: a) Tecnología e identidad. b) Recuperación y protección de tecnologías tradicionales. c) tecnología y exclusión.

  3. Espacio íntimo y doméstico: a) Tecnología y violencia. b) Tecnología y género. c) tecnología y transformación de la intimidad.

  4. Espacios hegemónicos: a) criminalización de usos de tecnología. b) Adaptación sociotécnica. c) mecanismos de control y dependencia tecnológica. d) Tecnología y desigualdad.

  5. Observación de las formas de poder dominantes y emancipatorias en relación con las tecnologías

  6. Observación de la construcción normativa dominante y emancipatoria en relación con las tecnologías

  7. Observación de la construcción de conocimiento dominante y emancipatorio en relación con la tecnología

IMG_7508

Nuevo Artículo: Contrapuntos Críticos a la Sociedad del Conocimiento

El año pasado presente una ponencia en el Congreso ALAS en Buenos Aires, acaban de publicar una versión de ésta como artículo en la Revista GPT de la Universidad de Santiago en Chile. Sigue la misma línea de discusión crítica sobre la sociedad del conocimiento, incorporando la discusión teórica de los sistemas mundo y la teoría decolonial.

Aquí el resumen y más abajo los links de visualización y descarga.

En el presente ensayo se plantea una interpretación crítica sobre la Sociedad del Conocimiento. En unprimer momento se cuestiona que los principalesenfoques teóricos sobre el tema se limiten a resaltarlos beneficios de la tecnología y de la nueva economía.
Y en contraposición a lo anterior, se desarrolla unainterpretación de la Sociedad del Conocimiento como un Sistema Mundo que integra todas las formas de trabajo y producción, y que produce nuevas formas de dependencia y exclusión social.
Se concluye que el conocimiento científico-técnico no está asociado sólo con la posibilidad del desarrollo,sino que al mismo tiempo puede ser un mecanismo de control para limitarlo, generando nuevos conflictos sociales.
Palabras Claves: Sociedad del Conocimiento, Sistema Mundial, Dependencia, Exclusión.

Visualizar en línea. Aquí

Descarga de PDF, artículo está entre pp. 60-67:

Contrapuntos Críticos a la Sociedad del Conocimiento

FaceTweet it!

Hacia una sociedad del conocimiento como emancipación: una mirada desde la teoría crítica

Comparto con ustedes un artículo que me han publicado en la Revista Argumentos, de la UAM que pueden leer en el siguiente link:

Hacia una sociedad del conocimiento como emancipación:

una mirada desde la teoría crítica

 

 

FaceTweet it!