Convocatoria Mesa Temática: Desafíos jurídico-políticos en entornos digitales e internet

En el contexto del IV Encuentro de la Red CTS-Chile: Cartografías Líquidas y Territorios Sociotécnicos, que se efectuará en la Universidad Austral de Valdivia, entre los días 18-20 de enero, se ha abierto la convocatoria a la mesa temática: Desafíos Jurídico-Políticos en entornos digitales e internet, la que coordino en conjunto con Sulan Wong y Julio Rojas-Mora, colegas de la Universidad Católica de Temuco. Comparto acá la convocatoria y más abajo el enlace para el envío de resúmenes. Esperamos sus propuestas.

El plazo de recepción es hasta el 27 de noviembre.

Desafíos jurídico-políticos en entornos digitales e internet

El uso de tecnologías en entornos digitales e internet abre cursos de acción social potencialmente conflictivos con la legalidad y pone de manifiesto vacíos normativos nacionales e internacionales. En el ámbito político, Internet crea expectativas en el ciudadano (digital) sobre su incidencia en cuestiones jurídico-políticas locales, nacionales y globales.

Se propone discutir respecto a temas como los siguientes:

• Ciudadanía y democracia digital: el impacto de la democracia digital, el ciberactivismo y las diversas formas en que se comprende la participación política en entornos virtuales.

• Vigilancia tecnológica gubernamental y filtraciones de Información: cuestiones en torno a actividades de cibervigilancia masiva desarrollada por los gobiernos con la excusa del terrorismo y el crimen organizado, así como los efectos en quienes se exponen a filtrar información.

• Acciones gubernamentales y sus efectos transfronterizos: los efectos que tienen sobre el funcionamiento de internet y otros entornos digitales, las decisiones judiciales de diversos países tomadas de forma soberana o integradas en acuerdos internacionales.

• La retórica de la protección de los derechos de propiedad intelectual en el entorno digital y el acceso al conocimiento y la cultura: conflictos jurídicos y políticos en torno a la criminalización de la copia y distribución de conocimiento protegido.

Coordinadores:

Sulan Wong Ramírez

(Universidad Católica de Temuco)

Julio Rojas-Mora

(Universidad Católica de Temuco)

Helder Binimelis-Espinoza

(Universidad Católica de Temuco)

 

El formulario para enviar resúmenes se encuentra al final de esta página.

¿Derechos Digitales?

Tim_Berners-Lee_2012

Tim Berners-Lee
CC BY-SA 2.0
cellanr – http://www.flickr.com/photos/rorycellan/8314288381/

, el creador de la tecnología www en 1989, habló de la importancia de los derechos digitales. Dijo que se necesita una Carta Magna o una Constitución en línea debido a que muchos gobiernos atacan nuestra privacidad y generan censura.

Por su parte Neelie Kroes, vicepresidenta de la Unión Europea, que está a cargo de la agenda digital para esta institución, dijo que no existe de los derechos digitales, porque eso significa que Internet es un espacio diferente, no relacionado con la vida real. Si un gobierno no respeta los derechos en la vida real, no tienen ningún sentido los derechos especiales para el espacio virtual, los que tampoco serían respetados.

Me parece que aunque, aunque Berners-Lee apunta en el sentido correcto, la visión de Neelie Kroes es más realista y da cuenta de la profundidad del problema política de los derechos políticos y de libertad de expresión que tienen una dimensión virtual. Hay que considerar también que sólo un 40% por ciento de las personas en el mundo tienen acceso a internet.Neelie Kroes

Esto significa que la cuestión de los derechos digitales implica que considerar los derechos digitales, en vez de ser una estrategia de ampliación de derechos, pueda ser en realidad una forma de restringirlos.

 

La web que queremos

La indetenible caminata a una reforma política

Tenía ganas de ver hace varios días esta conferencia de Lawrence Lessig y hoy finalmente lo hice…realmente es una de las mejoras TED Talks que he visto.

La sola idea inicial nos dará para pensar:

Se gastaron 475 millones de dólares para resolver un problema que puede aparecer en un chip de computadora, 1 de cada 360.000.000.000 veces.

¿Por qué no invertimos entonces por “depurar” el “código” de nuestra democracia donde esos problemas aparecen en todas las ocasiones?

Obviamente su respuesta tiene que ver con la esperanza en una sociedad mejor, absolutamente recomendable.

 

Una pregunta sobre tecnología a Boaventura de Sousa Santos

imagesComo saben, hace tiempo que vengo trabajando sobre la obra de Boaventura de Sousa Santos; y recientemente, como parte de su Proyecto Alicia, ha creado una sección llamada “Pregunte a Boaventura“, donde se le puede escribir directamente  a través del sitio, al correo (alicenews@ces.uc.pt), a través de Facebook o Twitter.

A fines del año pasado envié mi consulta y esto fue lo que me respondió:

¿Cómo es posible poner las tecnologías – que tienen una fuerte presencia en nuestras vidas, pero orientadas al orden y el control social – al servicio de la emancipación social?

Necesitamos la ética hacker: ¿dónde está?

Leyendo la excelente nota de John Biggs me recordé de la ya casi olvidada expresión de Pekka Himanen: la ética hacker.

Primero comento la nota de Biggs titulada: “Ahora es el momento para que todos los Buenos Nerds vayan en ayuda de Internet” (en inglés).

Señala que el tema de la vigilancia sobre los ciudadanos (no sólo de Estados Unidos, sino de todos quienes usamos servicios creados y alojados en Estados Unidos) es un tema urgente.

Es absolutamente necesario que los buenos muchachos y muchachas que hay por ahí y que saben de programación se pongan a jugar con el código y crean algunas aplicaciones para que podamos defendernos de las arbitrariedades de los gobiernos. Biggs señala algunas vías por donde empezar:

  • Tenemos la necesidad de encriptarlo todo. No tenerla es como dejar la ventana abierta cuando vamos de vacaciones: mensajes, discos duros, etc.
  • Transparencia y control. Los proveedores de servicios deben permitir la encriptación y tener políticas claras y transparentes.
  • Apoyar el Open Source. Hay que dejar de lado sistemas operativos y programas que se construyen con códigos cerrados y que no dejan saber cómo se programaron y qué hacen con nuestros datos en segundo plano. Hay que dejar Windows y IOS por alguna de las versiones de Linux que se adapte a tus necesidades.
  • No des permiso para ser identificado o uses hardware que te identifique. Con el auge de los smartphone estamos constantemente entregando información sobre nosotros a las empresas (y quien sabe a quién más) con o sin nuestro consentimiento, y eso es algo que debemos evitar.

Hasta ahí lo que plantea Biggs. Como decía al inicio me trajo a la memoria el libro de Himanen (que a todo esto se puede descargar legalmente acá). El asunto es que para poder asumir esos y otros desafíos que los gobiernos y las empresas nos ponen por delante al intentar poner límites y controles a internet, necesitamos personas que sientan un compromiso ético y político por la programación y desarrollen las propuestas de Biggs y todo lo necesario para volver a tener una internet libre.

No hay que olvidar que ser hacker no es sinónimo de hacer virus y cometer delitos informáticos (eso lo hacen los crackers), y tampoco tiene que ver exclusivamente con la programación. Necesitamos personas que ayuden a difundir las formas de volver a hacer libre internet. Debemos enseñarle a las personas cómo encriptar y cuál es su importancia, debemos enseñar a las personas que no da lo mismo entregarse a cualquier empresa privada (sobre todo si es estadounidense). Debemos desarrollar manuales sobre los mecanismos de rastreo de los celulares y cómo desactivarlos. Debemos pensar cómo controlar a nuestros gobiernos aplicando los mismos principios que ellos nos exigen a nosotros y más todavía: “Si no tienen nada que ocultar, no tienen nada que temer de los ciudadanos.”

Stallman, Assange y Snowden

BPWJx8uCIAEGXYh.jpg largeStallman, Assange y Snowden