Frans Francken the Younger

Sobre Monos o Navajas

…la mirada del lobo estepario atravesaba penetrante todo el mundo de nuestro tiempo, toda la fiebre de actividad y el afán de arribismo, la vanidad entera y todo el juego superficial de un espiritualismo fementido y sin fondo -. ¡¿Ay!, y por desgracia la mirada profundizaba aún más; llegaba no sólo a los defectos y a las desesperanzas de nuestro tiempo, de nuestra espiritualidad y de nuestra cultura: llegaba hasta el corazón de toda la Humanidad, expresaba elocuentemente en un solo segundo la duda entera de un pensador, de un sabio quizá, en la dignidad y en el sentido general de la vida humana. Aquella mirada decía: «¡Mira, estos monos somos nosotros! ¡Mira, así es el hombre!» Y toda celebridad, toda discreción, todas las conquistas del espíritu, todos los avances hacia lo grande, lo sublime y lo eterno dentro de lo humano se vinieron a tierra y eran un juego de monos…

GemeinfreiHinweise zur Weiternutzung
File:Hermann Hesse 1926 by Gret Widmann.jpeg
Erstellt: Photo taken in 1926 in Rüschlikon

Hermann Hesse

El Lobo Estepario

Anuncios

Sobre monos o navajas

“Sólo eran reales (quiero decir, soberanamente reales) las sonrisas de Laura en el otro lado de la habitación, sonrisa de meteorito, media sonrisa menguante, sonrisa insinuada, sonrisa de colega y de humo, sonrisa de navaja en una armería, sonrisa pensativa y sonrisa que se encontraba con la mía, ahora sí, sin pretextos:sonrisas buscadas, sonrisas que buscaban.”

Roberto Bolaño

El espíritu de la ciencia-ficción

 

 

 

Sobre Monos o Navajas

Sacó del bolsillo su delgado fajo de nuevos yens y se lo mostró. -Quiero comprar un arma.

La mujer señaló una caja llena de navajas.

-No -dijo él- no me gustan las navajas.

William Gibson

Neuromante

Sobre Monos o Navajas

Un día u otro

todos seremos felices.

Yo estaré libre

de mi sombra y de mi nombre.

El que tuvo temor

escuchará junto a los suyos

los pasos de su madre,

el rostro de la amada será siempre joven

al reflejo de la luz antigua de la ventana,

y el padre hallará en la despensa la linterna

para buscar en el patio

la navaja extraviada.

Jorge Tellier

Edad de oro

4317961340_c8b769bb1e

Sobre Monos o Navajas

El horizonte era preciso y leve, como rajado con un solo golpe de navaja, y el mar moría sosegado en la playa.

José Donoso

Veraneo

José Donoso (1981)